La Seguridad en redes tiene el objetivo de mantener el intercambio de información libre de riesgo y proteger los recursos informáticos de los usuarios y las Organizaciones. Generalmente, se encuentra amenazada por riesgos que van de la mano con el aumento del uso de Internet en las Instituciones de todos los ámbitos. De esta forma, la Seguridad en redes es la clave para conseguir la confianza de los visitantes web y está avalada por Autoridades de Confianza como Symantec™.

Acerca de la Seguridad en redes existen evidencias estadísticas avaladas por Gartner y Jupiter Media Metrix que señalan que en los Estados Unidos cerca de dos millones de estadounidenses sufrieron estafas durante un periodo de doce meses. En el mismo periodo, las pérdidas directas provocadas en entidades bancarias y consumidores ascendieron a 2,400 millones de dólares.

Además, se estima que 57 millones de usuarios de Internet en Estados Unidos recibieron correos electrónicos malintencionados en los que, haciéndose pasar por entidades y sitios web de prestigio y solvencia, se les solicitaban sus contraseñas. Y alrededor de 1,8 millones de personas divulgaron este tipo de información personal.

Ante estos escenarios, las empresas pretenden evitar la proliferación de prácticas fraudulentas con rigurosas medidas preventivas y de comprobación. Y aplicando estas medidas han conseguido una media de pérdidas por fraude del uno por ciento de sus ventas.

Estos datos reflejan que los volúmenes de compras y transacciones que registran las Organizaciones son directamente proporcionales a la disminución de los riesgos en las redes y el aumento de la confianza en las Organizaciones.

En este sentido, preservar la Seguridad en redes también debe considerar riesgos como ataques de virus, códigos maliciosos, gusanos, caballos de troya y hackers.

Asimismo, con la adopción de Internet como instrumento de comunicación y colaboración, los riesgos han evolucionado y las Organizaciones deben enfrentar ataques de negación de servicio y amenazas combinadas. Es decir, la integración de herramientas automáticas de hackeo, accesos no autorizados a los sistemas, capacidad de identificar y explotar las vulnerabilidades de los sistemas operativos o aplicaciones para dañar los recursos informáticos.

En otras palabras, las amenazas informáticas no solamente incluyen troyanos en los sistemas o software espías que utilizan las plataformas convencionales de ataque. Además, existen intervenciones que manipulan el significado del contenido virtual, provocando confusión del usuario y permitiendo la intrusión en los sistemas.

Por otro lado, es importante considerar que la Seguridad en redes también puede ser vulnerable desde el interior de las Organizaciones. Es decir, existen dos tipos de amenazas: internas y externas.

Las amenazas internas pueden ser más serias que las externas porque los IPS y Firewalls son mecanismos no efectivos en amenazas internas, los usuarios conocen la red, saben cómo es su funcionamiento y tienen algún nivel de acceso a ella.

Esta situación se presenta debido a los esquemas ineficientes de seguridad con los que cuentan la mayoría de las compañías y porque no existe conocimiento relacionado con la planeación de un esquema de seguridad eficiente que proteja los recursos informáticos de las actuales amenazas combinadas.

El resultado es la violación de los sistemas, provocando la pérdida o modificación de los datos sensibles de la organización, lo que puede representar un daño con valor de miles o millones de dólares.

En cuanto a las amenazas externas, que se originan fuera de la red. Al no tener información certera de la red, un atacante tiene que realizar ciertos pasos para poder conocer qué es lo que hay en ella y buscar la manera de atacarla. La ventaja que se tiene en este caso es que el administrador de la red puede prevenir una buena parte de los ataques externos.

Ante los riesgos y amenazas, las soluciones de Symantec™, mediante el empleo de tecnología Secure Sockets Layer (SSL), son piezas fundamentales para establecer confianza y confidencialidad en la red e internet.

Los Certificados de Seguridad SSL funcionan autentificando a las Organizaciones y la propiedad de sus sitios y con procesos de cifrado o encriptación que protegen la información sensible, a los usuarios y sus equipos de amenazas y riesgos.

Además, cuentan con opciones de recursos en sus Certificados de Seguridad como Validación Extendida (EV, Extended Validation) que ofrece el grado más alto de validación y lo constata mediante la barra de direcciones del navegador en color verde.

Asimismo, tienen la presencia de los Sellos que muestran desde la primera vista a la página que el sitio se encuentra certificado por Symantec™ como Autoridad de Confianza. En especial, en todos los Certificados realiza el escaneo diario de malware y en los Certificados de Validación Extendida ofrece protección ante los ataques phishing.

De esta forma, Symantec™ como experto en Seguridad en redes ofrece las mejores opciones para proteger la ganarse o reforzar la confianza de los usuarios web de las Organizaciones. La gama de Certificados de Seguridad de Symantec™ está disponible en certsuperior.com, que también proporciona servicios de asesoría y soporte técnico especializado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *